6 REGLAS BÁSICAS PARA REALIZAR MOVILIZACIONES Y TRANSFERENCIAS

Una MOVILIZACIÓN es cuando un cuidador mueve a una persona en una misma superficie, por ejemplo, cuando le da de comer, la baña en la cama, la cambia de ropa o simplemente la cambia de posición.

Una TRANSFERENCIA es cuando una persona mueve a la otra hacia otra superficie diferente, por ejemplo para llevarla al baño, cambiarla de una cama a una silla o sentarla en el comedor.

Para cualquiera de estas acciones hay reglas básicas que el cuidador debe seguir para que se logre mover a la persona correctamente y, principalmente, para evitar lesionarnos transitoria o permanentemente.

1. Mantén la espalda recta en todo momento, no la encorves.

2. Flexiona siempre las rodillas.

3. Para poder mover a otra persona siempre es necesario estar lo más cerca posible de su cuerpo, esto aminorará el peso. Recuerda, a menor distancia, menor se siente el peso.

4. El agarre debe ser preciso y seguro. Entre más dudes en movilizar a la persona, más probabilidad hay de provocar una caída.

5. Las piernas del Cuidador deben ocupar más superficie. Es decir, deben estar lo más abiertas posible.

6. Crear contrapeso. El peso del paciente va hacia una dirección, el peso del cuidador debe ir en la dirección contraria para que ese contrapeso haga que el esfuerzo del cuidador sea menor.

Malinalli Hernández
Editor | Instituto 50+, Pensamos en grande
malinalli.hernandez.r@gmail.com

About the Author

The Author has not yet added any info about himself

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *